semillas autoflorecientes

Semillas autoflorecientes para montar nuestro cultivo

Las semillas autoflorecientes de marihuana son poco conocidas en la actualidad, por lo que aprovecharemos la presente publicación para hacer alusión a ellas e instruir a nuestros lectores.

En qué consisten las semillas autoflorecientes

Se trata de semillas que, en su aspecto físico, son idénticas a las semillas normales de marihuana. Ahora, el método de germinación de las semillas autoflorecientes de marihuana, se puede llevar a cabo de igual manera en que se hace con las semillas normales de la cannabis sativa.

Para germinar, entonces, sólo se necesita agua, aire y calor. Las semillas brotan sin una fuente de luz, al tiempo que la temperatura óptima es de 25° C.

Es preciso tener en cuenta, además, que no se nos vaya a encharcar el recipiente (maceta, por ejemplo) o la porción de tierra en la que estén ubicadas las semillas, para que, de esta manera, puedan germinar. Necesitan humedad, claro está, pero no en exceso.

De otro lado pero en el mismo orden de ideas, digamos que la principal  característica de las semillas de marihuana autoflorecientes, consiste en que no requieren de un ciclo de luz para florecer.

Lo anterior, no sucede con las semillas de marihuana tradicionales, dado que sí requieren de un ciclo de luz para crecer y, también, para florecer.

Gracias a la característica que acabamos de mencionar sobre las semillas autoflorecientes, éstas empiezan a florecer alrededor de los 18-25 días después de que la semilla misma haya germinado.

Además, la planta está lista para ser utilizada para los fines deseados (terapéuticos, por ejemplo), a los 2 o 3 meses, contados a partir de su germinación, según sea la variedad de semilla de marihuana autofloreciente.

Otras características de las semillas autoflorecientes

Si bien es cierto que la apariencia de ambas semillas (las normales y las autoforecientes) es la misma, también es verdad que éstas últimas son más pequeñas, al tiempo que brindan una producción menor que “sus hermanas”, debido al poco tiempo que transcurre entre la entre la germinación y la floración.

Una de las grandes ventajas de las autoflorecientes, consiste en que es posible establecer varios cultivos de semillas al año. Las normales, en cambio, solo se pueden cultivar una vez al año.

Aclaremos, eso sí, que todo lo que hemos venido diciendo hasta este punto, aplica para las semillas de marihuana autoflorecientes, en exteriores.

Formulamos esta claridad, en vista de que, cuando se trata de cultivo en interiores, ambas semillas presentan las mismas características, usualmente.

semillas de marihuana autoflorecientesEn la actualidad, la venta de semillas de marihuana autoflorecientes ha venido presentando un crecimiento vertiginoso, en vista de que a los consumidores (para los efectos que sean) les agrada que sean pequeñas y discretas.

Otro factor que les gusta a los compradores, consiste en que no les influye ningún tipo de luz, sea esta una farola (por situar un caso), para efectos de su crecimiento y posterior floración.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *