En qué consiste la gestión de manipulados

En numerosos casos suele ser preciso adecuar el formato de los productos a fin de que puedan ajustarse a lo que los clientes finales desean recibir, de la misma manera que puede ser necesario configurarlos de un modo específico para presentarlo en Promociones, entre otras cosas.

En cualquier caso, a partir de un formato estandarizado en los productos, y haciendo uso de los mejores y más eficaces procesos de manipulado, las empresas pueden lograr percibir un considerable ahorro en gastos, y es que tanto la fabricación como el almacenamiento de un mismo producto en diversos formatos resulta menos eficaz que hacerlo con un formato estándar para después reconvertirlo de acuerdo a las ventas.

Así, la gestión de manipulados se encarga de llevar a cabo los Manipulados que puedan ser preciso para cada producto, teniendo la finalidad de que los mismos puedan ajustarse por completo a las necesidades y exigencias de los clientes.

¿Qué es la gestión de manipulados?

El principal propósito de la gestión de manipulados consiste en poder llevar a cabo los objetivos específicos que se establecen las empresas, reduciendo tanto los gastos como los plazos, sin comprometer la calidad de sus productos.

▶▶ Si quiere conocer en qué consiste realmente la gestión de manipulados, ingresando a este post podrás descubrir eso y más sobre este tipo de procesos.

Teniendo eso en cuenta, se puede decir entonces que la gestión de manipulado, ya sea de productos comerciales o industriales, destaca por ser una parte de gran importancia en el packaging, la cual supone un paso intermedio antes del proceso de envasado.

Y es que consiste en un proceso productivo cuidadoso y elaborado, a través del cual deben pasar diversos tipos de productos antes de ser envueltos y empaquetados de tal manera que resulten atractivos para los consumidores.

Cabe decir además, que “la gestión de manipulado” quiere decir “hecho a mano” o “intenso en mano de obra”, aunque es posible que estos procesos incluyan ciertos métodos y automatismos que buscan lograr una mayor productividad; en cualquier caso, un packaging apropiadamente manipulado destaca por ser capaz de acercarse a los clientes, optimizando así la comunicación con los mismos.

Dicho de otro modo, la gestión de manipulados supone un proceso a través del cual se lleva a cabo el empaquetado o embalaje de los productos de una empresa que no dispone de los medios para hacerlo por su cuenta, al igual que para las que desean añadir valor a través de una determinada acción de ventas o marketing.

Pero en cualquier caso, implica la transformación de la materia prima de una organización en algún determinado producto listo para ser comercializado. De este modo, se presenta como un servicio que se lleva a cabo de acuerdo a las exigencias y necesidades que pueda tener cada cliente.

¿Cuáles son los tipos de manipulados que existen?

Ahora bien, es apropiado señalar también que dentro de esta gestión existen diversos tipos de manipulados que conviene conocer, como es el caso de los mencionados a continuación:

1.      Manipulación de producto Estándar a producto Genérico del cliente final

A través de este proceso de manipulado es posible lograr que un lote de productos originales termine transformándose en productos con un formato diferente, los cuales el cliente final se encargará de comercializar genéricamente.

Un ejemplo claro y habitual de esto podrían ser entonces los cambios de formatos que se realizan en los envases, expositores, embolsados, etiquetados, estuchados y/o retractilados, entre otros.

2.      Manipulación de producto Estándar a producto Específico del cliente final

A través de dicho proceso de manipulado se suele lograr que los productos originales puedan adquirir un formato personalizado específico que se ajuste a los requerimientos de cada uno de los clientes finales; en este caso, un buen ejemplo podrían ser los serigrafiados, bordados y también todo tipo de personalización que se realice únicamente en esas unidades concretas.

De cualquier manera, independientemente del tipo de servicio, lo cierto es que la gestión de manipulados destaca por ser un aspecto esencial dentro de numerosas empresas, ya que el mismo implica externalizar una función de gran importancia en cuanto a la producción de las mercancías ofrecidas, es decir su imagen exterior.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *