Crecer como un personal trainer es posible

Ser un buen personal trainer es un procedimiento que no simplemente podemos comenzar en el preciso momento que hemos terminado con nuestra formación teórica y práctica, lo recomendable es que llevemos en paralelo este aprendizaje y  lo adaptemos a cada una de nuestras experiencias.

Si te gusta entrenar, deberías crecer como un gran personal trainer

Cuando nos referimos al entrenamiento personal las estadísticas y la experiencia que tengan los demás entrenadores no son de importancia.

Al tener presente que la mayoría de los clientes los hemos conseguido gracias a los comentarios de otros, podemos decir que la estrategia indicada para atraer a los clientes es una que se encuentre basada en la fidelización. Por lo tanto, si nuestros clientes se encuentran satisfechos, darán los mejores comentarios acerca de nuestro trabajo.

Crecer como un personal trainer

Por lo tanto si queremos saber cómo podemos crecer como un personal trainer, lo importante es olvidarnos de las experiencias que hayan tenido los demás entrenadores y lo que hicieron para poder conseguir un puesto en esta área. Por otro lado, tenemos que escuchar a nuestros clientes, en ningún momento podemos considerar que es lo más conveniente para ellos, además de tratar de saber y de satisfacer sus necesidades.

Abrir nuestro propio camino

Lo mejor y lo más efectivo es la recomendación de alguna persona en la que tenemos confianza.

Si es el caso en el que no contamos con la posibilidad de alguna personas que pueda dar una referencia acerca de nosotros, quiere decir que nuestra primera meta es encontrar a esas primeras personas que podamos satisfacer y sorprender con todo nuestro conocimiento y capacidad a nivel profesional.

En la actualidad la mayoría de los gimnasios toman en cuenta esta posibilidad. Los monitores comienzan por trabajar siendo instructores de la sala logrando tener esta capacidad para atraer a los socios, de tal forma que lleguen a contratar los servicios de manera exclusiva. Es obvio que esto solo sería el inicio, ya que al momento de tener suficientes clientes, la persona deja de trabajar como monitor para poder dedicarse solamente a sus clientes.

Cuando ya no podamos seguir atendiendo a nuestros clientes, lo más seguro es que queramos continuar con nuestro crecimiento. Pero si les hemos brindado el mejor trato a estos, por lo general serán más fieles al entrenador que a la misma instalación, ya que somos nosotros los que tenemos su confianza.

Crecer como un personal trainer

Cuando ya hemos encontrado una gran cantidad de clientes sólidos, nuestro poder de negociación será mayor al hacernos frente a cualquier instalación. Esto es algo que será de gran ayuda, ya que podemos encontrar las condiciones más apropiadas para nosotros y nuestros clientes si queremos hacer un cambio de instalación.

entrena con un entrenador

Podemos encontrar centros que, son ellos los que hacen un acuerdo como franquicia o dan un pago fijo como una especie de explotación o una manera de usar la instalación con los clientes, por lo tanto vendría siendo el personal trainer el que cobra la cantidad que desea a cada persona, obteniendo ganancias de manera libre y autónoma.

Por lo tanto, los clientes serian del entrenador y no de la instalación, lo que representa un paso enorme para el crecimiento profesional de cualquier persona, ya que sería el personal trainer quien gestiona la cantidad de clientes, convirtiéndolo de alguna forma en un empresario.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *